PERSEO Y EL MONSTRUO MARINO

publicado a la‎(s)‎ 12 mar. 2011 0:53 por Teresa Olloqui   [ actualizado el 12 mar. 2011 1:06 ]

Una vez, después de convertir al gigante Atlas en piedra, Perseo voló hasta el país de los etíopes. La reina e lo etíopes, Casiopea envió un monstruo marino para que devastara la costa.

El rey Cefeo preocupado consultó el oráculo y este le dijo que tenía que sacrificar a su hija Andrómeda al monstruo.

El rey, mandó a su hija a una roca junto al mar, para que la bestia la devorara.

Perseo, cuando se acercó a la costa, vio a la doncella encadenada y se acercó a ella para preguntarle la razón de su destino.

Andrómeda confesó que su destino era ser la víctima del monstruo del mar para salvar a su pueblo. Mientras hablaban el monstruo se iba acercando a la costa.

Perseo se presentó ante el padre de Andrómeda ofreciéndose a ayudarla a cambio la mano de Andrómeda. El rey acepto y Perseo clavo la espada muchas veces en el monstruo y murió con las alas mojadas y tras un atronador aullido.

El rey y s esposa desencadenaron a la doncella y le dieron las gracias a Perseo.

                                                                                                                                   

                                                                                                                                        Marina Alcázar 5º de primaria.


Comments