MEDUSA

publicado a la‎(s)‎ 13 mar. 2011 11:02 por Teresa Olloqui   [ actualizado el 13 mar. 2011 11:11 ]

Las Gárgolas vivían en la orilla del Océano.

Medusa era el nombre de una de las tres Gárgolas, y la única que no era inmortal. Cuando nació era preciosísima todas las personas que la vieron alguna vez la habían admirado o felicitado por su aspecto. Como era tan bella tenía muchos pretendientes. Como siempre la admiraban se volvió egoísta y incluso llegó a decir que era más bella que la diosa Atenea.

Atenea se enteró de lo que Medusa había dicho, se enfadó mucho y decidió castigarla quitándole su belleza. Entonces convirtió su hermoso pelo en serpientes, cubrió su cuerpo de escamas y le desfiguró la cara, transformó sus manos en bronce, puso alas de oro en su espalda, le agrandó los dientes convirtiéndolos en colmillos y la obligó a vivir siempre con la lengua afuera. Pero el enfado de atenea no cesó allí y convirtió a sus dos hermanas en seres horribles. Por último, le hechó una maldición para que cualquier persona que le mirase a los ojos se convirtiera en piedra.

Pasado un tiempo, Perseo organizó una expedición para matar a Medusa, con la ayuda de Atenea consiguió cortarle la cabeza sin mirarle a los ojos.

Cuando le cortaron la cabeza de la sangre del cuello nacieron los dos hijos de Medusa y Poseidón, se llamaban Pegaso y Crisaor.

Perseo utilizó la cabeza de Medusa para convertir a un horrible gigante en montaña y luego le dio la cabeza a Atenea, quien la colocó en su escudo, así de esa manera sus enemigos quedaban convertidos en piedra con solo mirarla.

                                                                                        Mónica Gil 5ºA

Comments