ÍCARO Y DÉDALO

publicado a la‎(s)‎ 13 mar. 2011 7:48 por Teresa Olloqui   [ actualizado el 13 mar. 2011 8:04 ]
Esta es la historia de Ícaro y Dédalo.

El rey de Creta, Minos, no quería que Dédalo y su hijo Ícaro se fueran de la isla.
Entonces Dédalo empezó a pensar una forma para escapar. Como por el agua no se podía huir, ya que el rey disponía de muchos barcos y los capturaría pronto, Dédalo decidió ir por el aire.
El velo de los pájaros le dio una idea y construyó dos pares de als (una para su  hijo Ícaro y la otra para él). Las fabricó con las plumas de los pájaros y la cera de las abejas.
Cuando se colocaron las alas, Dédalo le advirtió a su hijo que si volaba muy alto el sol derretiría la cera y se caería al mar y si volava muy bajo la humedad le mojaría las plumas, pesarían mucho y también caería al mar.
Al principio todo fue muy bien, pero poco a poco Ícaro se fue confiando y cada vez subía más alto hasta que se le derritió la cera, se despegaron las plumas y se ahogó en el mar.

Comments