EL CABALLO DE TROYA

publicado a la‎(s)‎ 13 mar. 2011 7:30 por Teresa Olloqui   [ actualizado el 13 mar. 2011 7:46 ]
Había una vez un rey llamado Príamo. Era el rey de Troya. Troya era una ciudad grande y amurallada.
El rey tenía dos hijos, uno llamado Paris y el otro Héctor. Paris era famoso por su belleza y Héctor por su valor.
Un día Paris fue a la ciudad de Esparta y conoció a la mujer más bella de toda Grecia. Se llamaba Helena y era la mujer del rey Menelao.
Paris se enamoró de ella y se la llevó a Troya. Cuando el rey Menelao se enteró que habían raptado a su mujer, lleno de rabia llamó a todos los reyes de Grecia para declarar la guerra.
Reunieron miles de soldados y miles de naves y zarparon hacia Troya.
Durante el día atacaban, durante la noche descansaban, así durante diez años. Los soldados griegos estaban cansados y querían volver a sus casas. Ulises era uno de los reyes griegos y como no quería marcharse sin Helena, se le ocurrió construir un enorme caballo de madera con una puerta.
Los soldados se escondieron dentro del caballo, lo  llevaron a Troya y lo ofrecieron como regalo a los dioses. Los troyanos creían haber ganado la guerra. Estuvieron toda la noche comiendo, bailando y bebiendo. En la madrugada, cuando todos dormían, salieron los griegos del caballo y conquistaron a ciudad.


Comments