Escribimos mitos

MEDUSA

publicado a la‎(s)‎ 13 mar. 2011 11:02 por Teresa Olloqui   [ actualizado el 13 mar. 2011 11:11 ]

Las Gárgolas vivían en la orilla del Océano.

Medusa era el nombre de una de las tres Gárgolas, y la única que no era inmortal. Cuando nació era preciosísima todas las personas que la vieron alguna vez la habían admirado o felicitado por su aspecto. Como era tan bella tenía muchos pretendientes. Como siempre la admiraban se volvió egoísta y incluso llegó a decir que era más bella que la diosa Atenea.

Atenea se enteró de lo que Medusa había dicho, se enfadó mucho y decidió castigarla quitándole su belleza. Entonces convirtió su hermoso pelo en serpientes, cubrió su cuerpo de escamas y le desfiguró la cara, transformó sus manos en bronce, puso alas de oro en su espalda, le agrandó los dientes convirtiéndolos en colmillos y la obligó a vivir siempre con la lengua afuera. Pero el enfado de atenea no cesó allí y convirtió a sus dos hermanas en seres horribles. Por último, le hechó una maldición para que cualquier persona que le mirase a los ojos se convirtiera en piedra.

Pasado un tiempo, Perseo organizó una expedición para matar a Medusa, con la ayuda de Atenea consiguió cortarle la cabeza sin mirarle a los ojos.

Cuando le cortaron la cabeza de la sangre del cuello nacieron los dos hijos de Medusa y Poseidón, se llamaban Pegaso y Crisaor.

Perseo utilizó la cabeza de Medusa para convertir a un horrible gigante en montaña y luego le dio la cabeza a Atenea, quien la colocó en su escudo, así de esa manera sus enemigos quedaban convertidos en piedra con solo mirarla.

                                                                                        Mónica Gil 5ºA

PERSÉFONE, LA HIJA PERDIDA

publicado a la‎(s)‎ 13 mar. 2011 10:56 por Teresa Olloqui   [ actualizado el 13 mar. 2011 11:01 ]

En la mitología griega Zeus, Poseidón y Hades eran hermanos que se enfrentaron al poder de sus padres. Tras vencerlos, se repartieron a suertes los reinos a gobernar. Zeus se quedó con los cielos, Poseidón con los mares y Hades con el reino de las tinieblas o muertos. 

Tenían además varias hermanas, una de las cuales era Demeter, diosa de la agricultura.


Cuenta la mitología griega que Demeter tenia una hermosa hija llamada Perséfone. Hades que estaba profundamente enamorado de su belleza, pidió permiso a su hermano Zeus para quedarse con ella. Según la mitología, Zeus se limitó a guiñarle un ojo, y Hades lo tomó como un gesto de aprobación. Hades ideó un plan que consistía en aprovechar alguna excursión de Perséfone para raptarla y llevársela a su reino. 

Demeter se puso muy triste y por mucho que preguntó, nadie sabía explicarle como había desaparecido su hija. Convirtió a unas ninfas en sirenas, como castigo, por no haber cuidado de su hija mientras jugaban. Estuvo nueve días sin comer, hasta que uno de los hijos de los reyes de Eleusis le contó como un pastor vio un carruaje negro, conducido por un guerrero con armadura también negra, que llevaba a una joven aterrorizada en sus brazos. Con esta descripción Demeter sospechó enseguida que era cosa de su hermano Hades y que no se habría atrevido sin el consentimiento de Zeus, también su hermano y jefe de todos los dioses griegos.

Como venganza, Demeter prohibió a las plantas crecer y a las semillas germinar. Zeus, viendo que esto traería gravísimas consecuencias, intentó calmar su enfado regalándole preciosos presentes. Pero Demeter los rechazaba uno tras otro respondiendo que sólo quería recuperar a su hija. 

Zeus alarmado porque la decisión de Demeter significaría el fin del mundo, trató de convencer a Hades de que liberase a Perséfone. Hades contestó que sólo sería posible si durante el cautiverio, Perséfone no hubiera probado el alimento de los muertos.

De vuelta a su reino, Hades descubre por uno de sus jardineros que su rehén comió siete semillas de granadas. Estas semillas impedían al que las comía salir del mundo de los muertos. Cuando explicó a Zeus lo sucedido, se desencadenó entre ellos y Hades una terrible discusión que acabó con un pacto.  

 

El resultado final de todo esto fue que Persépone estaba seis meses del año con Hades en el reino de los muertos y los otros seis volvía a la tierra con su madre. Los seis meses que Demeter está sin su hija, es cuando la vegetación muere y las plantas no volvían a crecer hasta los otros seis meses que tenía la compañía de su hija tierra. Así se explicaba en la antigua Grecia las estaciones del año. 

                                                                            Maruchi Borrás 5ºA

ULISES

publicado a la‎(s)‎ 13 mar. 2011 10:52 por Teresa Olloqui   [ actualizado el 13 mar. 2011 10:54 ]

 

Ulises era el rey de Ítaca. Allí vivía junto a su esposa Penélope y su hijo Telémaco.


Un día emprendió un largo viaje para tomar la ciudad de Troya, que estaba rodeada de murallas. Ulises que era muy inteligente, después de fracasar en varios intentos, tuvo la gran idea de construir un caballo de madera gigantesco apoyado sobre una base de ruedas que abandonó a las puertas de la ciudad de Troya. 

Los troyanos, deslumbrados por el gigantesco caballo, abrieron las puertas de la muralla y lo metieron dentro, ellos no sabían que el caballo contenía una sorpresa dentro que les llevaría a su fin. Dentro del caballo iban escondidos numerosos soldados. Cuando llego la noche y los troyanos estaban descansando, los soldados abrieron una puerta secreta y se escabulleron dentro de la ciudad. Luego abrieron la puerta para permitir la entrada del resto de tropas griegas, que aguardaban escondidos en un bosque cercano. 

Así se logro destruirla ciudad de Troya 

  

EL TALÓN DE AQUILES

publicado a la‎(s)‎ 13 mar. 2011 10:44 por Teresa Olloqui   [ actualizado el 13 mar. 2011 10:51 ]

Aquiles era el hijo de el rey Peleo y la diosa Tetis.

Pero Aquiles creció junto a Patrono en el monte Pelión. Allí se  alimentaba de fieros jabalíes, entrañas de león y médula de oso para aumentar la valentía. 

Patrono enseñaba a Aquiles con el tiro de arco, el arte de la elocuencia, el canto, curación de heridas…

Cuando Aquiles tenía veinte años conoció a una chica llamada Alaifa, Aquiles se enamoró, pero tenía que ir a la guerra contra Troya.

Los troyanos cuando se enteraron de que Aquiles se había enamorado, raptaron a Alaifa.

Cuando empezó la guerra Aquiles fue directo a buscar a Alaifa pero cuando bajaba por las escaleras de la torre un troyano le disparó una flecha en el talón y entonces Aquiles murió.

                                                                                                                            Lidia Quintana 5ºA

EL REY MIDAS Y DIONISIO

publicado a la‎(s)‎ 13 mar. 2011 8:54 por Teresa Olloqui   [ actualizado el 13 mar. 2011 9:03 ]

Midas fue el primer hombre en plantar un jardín de rosas.
Le gustaba disfrutar de la buena vida. Una mañana un jardinero le dijo:
- Hay un sátiro completamente borracho tirado en tu rosedal.
- Traedlo inmediatamente ante mi presencia.- Dijo Midas.
Al terminar, sin mediar ningún castigo por aplastar sus rosas, lo envió sano y salvo con Dionisio.

Dionisio, agradeido le dijo a Midas:
-¡Pídeme lo que quieras y te lo concederé!
Midas eligió tener el poder de convertir en oro todo lo que tocase. Y así le fue concedido. Más tarde tenía hambre y su comida se convirtió en oro y cuando tuvo sed el vino se convirtió en oro.
Llorando le pidió ayuda a Dionisio. Le dijo si podía liberarle de este castigo y así fue. Le mandó lavarse las manos en un río de Frigia llamado Pactolus.

El rey Midas comprendió que el amor y la belleza de la vida son las verdaderas riquezas.

                                                        

EL DILUVIO

publicado a la‎(s)‎ 13 mar. 2011 8:06 por Teresa Olloqui   [ actualizado el 13 mar. 2011 8:38 ]

Los dioses crearon a los hombres para que los adoraran. Pero los humanos se han vuelto malos, ahora sólo se dedican a la guerra y se han olvidado de los dioses. Zeus decide castigarlos:

Entonces Zeus reúne a los dioses en asamblea y les dice: "Los hombres se han vuelto malos tendremos que castigarlos". 

El dios del trueno no quiere utilizar sus rayos porque teme destruir el cielo por lo que Poseidón convoca sus poderes sobre el mar, los ríos, las nubes y les ordena repartirse por toda la tierra. 
Las cosechas, los animales, los hombres, todo desaparece. Excepto dos humanos buenos y justos que se llamaban Deucalion y Pyrrha.
Deucalion y Pyrha construyen una pequeña barca siguiendo los consejos de Prometeo.

Tras nueve días de navegación, Deucalion y Pyrha llegan a la última montaña que queda en la tierra y piden a los dioses que se compadezcan de ellos. Como Zeus sabe que son buenos hace que las aguas se retiren. 

"¿Cómo vamos a volver a crear la humanidad?" le pregunta la pobre pareja. Entonces Zeus responde: "Tapaos la cabeza con un pañuelo y lanzar hacia atrás los huesos de vuestra madre". Se preguntaron lo que significaba. Entonces pensaron y pensaron, y de pronto Pyrha dijo: ¡Ya lo se! la tierra es nuestra madre y las piedras sus huesos. Entonces se taparon la cabeza y empezaron a tirar piedras. Las de Deucalion se convierten en hombres y las de Pyrha en mujeres. Así nace una nueva humanidad.
                                                                        Anna Hernández 5ºA

ÍCARO Y DÉDALO

publicado a la‎(s)‎ 13 mar. 2011 7:48 por Teresa Olloqui   [ actualizado el 13 mar. 2011 8:04 ]

Esta es la historia de Ícaro y Dédalo.

El rey de Creta, Minos, no quería que Dédalo y su hijo Ícaro se fueran de la isla.
Entonces Dédalo empezó a pensar una forma para escapar. Como por el agua no se podía huir, ya que el rey disponía de muchos barcos y los capturaría pronto, Dédalo decidió ir por el aire.
El velo de los pájaros le dio una idea y construyó dos pares de als (una para su  hijo Ícaro y la otra para él). Las fabricó con las plumas de los pájaros y la cera de las abejas.
Cuando se colocaron las alas, Dédalo le advirtió a su hijo que si volaba muy alto el sol derretiría la cera y se caería al mar y si volava muy bajo la humedad le mojaría las plumas, pesarían mucho y también caería al mar.
Al principio todo fue muy bien, pero poco a poco Ícaro se fue confiando y cada vez subía más alto hasta que se le derritió la cera, se despegaron las plumas y se ahogó en el mar.

EL CABALLO DE TROYA

publicado a la‎(s)‎ 13 mar. 2011 7:30 por Teresa Olloqui   [ actualizado el 13 mar. 2011 7:46 ]

Había una vez un rey llamado Príamo. Era el rey de Troya. Troya era una ciudad grande y amurallada.
El rey tenía dos hijos, uno llamado Paris y el otro Héctor. Paris era famoso por su belleza y Héctor por su valor.
Un día Paris fue a la ciudad de Esparta y conoció a la mujer más bella de toda Grecia. Se llamaba Helena y era la mujer del rey Menelao.
Paris se enamoró de ella y se la llevó a Troya. Cuando el rey Menelao se enteró que habían raptado a su mujer, lleno de rabia llamó a todos los reyes de Grecia para declarar la guerra.
Reunieron miles de soldados y miles de naves y zarparon hacia Troya.
Durante el día atacaban, durante la noche descansaban, así durante diez años. Los soldados griegos estaban cansados y querían volver a sus casas. Ulises era uno de los reyes griegos y como no quería marcharse sin Helena, se le ocurrió construir un enorme caballo de madera con una puerta.
Los soldados se escondieron dentro del caballo, lo  llevaron a Troya y lo ofrecieron como regalo a los dioses. Los troyanos creían haber ganado la guerra. Estuvieron toda la noche comiendo, bailando y bebiendo. En la madrugada, cuando todos dormían, salieron los griegos del caballo y conquistaron a ciudad.


ULISES Y LAS SIRENAS

publicado a la‎(s)‎ 13 mar. 2011 6:02 por Teresa Olloqui   [ actualizado el 13 mar. 2011 7:29 ]

La hechicera advirtió a Ulises del peligro que corrían al pasar la isla de las sirenas.

Esta isla estaba habitada por sirenas, unas extraordinarias criaturas que de cintura para abajo tenian una cola de sirena y de cintura pra arriba tenian cuerpo de mujer. También poseían una voz maravillosa, que atraía a todos los hombres hasta la orilla donde las sirenas los mataban.

Al llegar a esas islas Ulises puso cera en los oídos de los tripulantes y les dijo que lo ataran al mástil y que por mucho que les suplicara que lo desataran no le hicieran caso.

Y así pudieron pasar la isla de las sirenas sin problemas.

                                                                                Maria de Noguera 5ºA

TESEO Y EL MINOTAURO

publicado a la‎(s)‎ 13 mar. 2011 5:27 por Teresa Olloqui   [ actualizado el 13 mar. 2011 6:01 ]

El rey Minos había encerrado en el laberinto al minotauro. 
Cada nueve años se enviaban siete muchachos y siete muchachas como sacrificio para ser deborados del terrible monstruo.
En los años anteriores ya se habían enviado dos grupos de jóvenes para alimentarlo. Esta sería la tercera remesa de jóvenes y uno de los siete muchachos se llamaba Teseo.
Antes de entrar al laberinto Teseo conoció a Ariadna, la hija de Minos, que se enamoró de él y decidió ayudarle.
El problema no era matar al monstruo sin armas, ya que no se les permitía entrar armados al laberinto; el problema era encontrar la salida del laberinto.
Ariadna le entregó a Teseo un carrete de hilo. Gracias a esto Teseo pudo matar al monstruo  a puñetazos y encontrar la salida.
                                                                    Marta Aluja 5ºA

1-10 of 15